lunes, 4 de julio de 2011

ÁGUILA BLANCA – Cinco Mensajes

HUMANOS DIVINOS DESPERTANDO

Alexiis, 3 de julio, 2011

clip_image001

http://despertando.me/2011/07/04/humanos-divinos-a-alexiis-despertando-20110704-aguila-blanca-%E2%80%93-cinco-mensajes/
Atte eduardoduendes

Queridos Hermanos:

En vista de que voy a ampliar la información suministrada hasta ahora, incluyendo a Hermanos Estelares que están junto con nosotros en el planeta, quiero aclarar que Águila Blanca en una vida ha sido un Cacique piel roja de las tribus americanas.

Ya durante esa vida he estado en contacto con él porque pertenecía a la misma tribu, y ahora se ha renovado ese contacto al principio de Jonette Crowley una conocida canalizadora que canalizaba a Águila Blanca para mí, el cual me señaló una parte importante del camino que tenía que recorrer.

Más adelante cuando yo misma me convertí en canal, pude establecer el contacto con él y ahora les voy a transmitir unos cuantos mensajes juntos, para que lo lleguen a conocer. Por supuesto no es mi intención publicar aquí todo el material, sino solo algo para que sepan quién es.

LLAMADO A LA UNIDAD

31 de octubre, 2006, 10,40 p.m.

Buenas noches Maestros. Estoy traduciendo justamente un artículo que me gusta mucho de Águila Blanca acerca de los ángeles y nuevamente comienzo a sentir esa desazón interior, que no la sé definir bien todavía, pero como se va pronunciando, prefiero conectar la grabadora y presentarme por si alguno de ustedes quiere transmitir un mensaje. Quedo esperando… ¿Eres tú Águila Blanca?

Si Alexiis, tenía que aprovechar este momento en que estabas más en contacto conmigo, cosa que no es tan frecuente. Pero me alegra mucho que te hayas decidido a hacer aunque sea este pequeño trabajo.

Yo sé que en este momento en realidad ya no tienes tiempo para andar traduciendo, pero reconozco y estoy consciente que has pedido especialmente que te manden material mío, porque sientes que mi energía está más de acorde con tu entorno y digamos – no sé si con la gente de habla hispana, pero con tu entorno y yo sé que entre nosotros hay y hubo un contacto muy grande. Por esto mi alegría de poder manifestarme esta noche contigo.

Digamos, no tengo mayores mensajes especiales, simplemente es lo de siempre, el decir a la humanidad, ahora en este caso estás trabajando con lo que representan los ángeles, pero la humanidad toda tiene que tomar conciencia de la Madre Tierra. Tiene que tomar conciencia de todos los reinos que ello involucra, el mineral, el vegetal, el animal, todos los reinos. Muchas veces hacemos énfasis en que tienen que entrar en contacto con los elementales, con los devas, con los duendes. Sé que estás en contacto, aunque también esporádico con el Maestro Armenthal, no importa.

Cada vez que vos recibas un mensaje que tiene que ver con la Madre Tierra es una alegría para nosotros. Es una alegría, porque cuanto mayor sea la conciencia que la humanidad tome frente a lo que es la Madre Tierra, a ese hermoso Gran Ser que los ha cobijado durante tantos eones de tiempo, que se ha sacrificado por ustedes y que ahora merece que le demuestren un poco más de amor, de compasión y de buena voluntad para ayudarle a salir de ese trance desastroso en el que está.

Si cada humano dedicara solamente unos pocos minutos por día para agradecerle a la Madre Tierra todo lo que le ha brindado, si toman conciencia de ella. Si toman conciencia de que cada planta, cada hoja, incluso cada insecto es un ser vivo que vive en la Madre Tierra, el agua, el aire, el sol, el viento, todo eso, todo formamos una Unidad.

La humanidad todavía no ha podido compenetrarse con el pensamiento de la Unidad. No están conscientes de que cada cosa que piensan o que dicen, tiene consecuencia en todo el planeta y en todo el universo. Ese sentimiento de UNIDAD es el que hay que conseguir. Hay que conseguir que el ser humano sepa que todo afecta a todos. No es que si yo hago algo mal o me lastimo, me lastimo solamente a mí. No, esa energía que sale de ese golpe que uno se da repercute en todo.

Eso es lo que es necesario, ese pensamiento de UNIDAD, ese llamado a la UNIDAD, a la Unidad de todos los reinos del planeta, incluyendo los angélicos, los dévicos, todos, todos somos UNO. Y únicamente pensando eso y tomando conciencia de eso es que vamos a poder salir adelante.

Así que te felicito por cada palabra que puedas escribir en ese sentido y les mando a todos mi mayor cariño desde la Gran Hermandad Blanca, a la cual pertenezco. Como siempre, Águila Blanca.

RETÁNDOME

12 de mayo, 2007

Amados Maestros, son las cinco menos diez de la mañana, justo me había vuelto a acostar y no sé si estuve soñando, pero escuché como una especie de timbre. No sé si ustedes me llamaron, pero por las dudas aquí estoy esperando, con todo amor. . .

Hola Alexiis, soy Águila Blanca. En alguna forma el mensaje de ayer parece que no lo has tomado en serio, creyendo que es una fantasía tuya y por eso no lo has trascrito y no lo has trasmitido. No es así, yo me he presentado y espero que esta sea la única vez en que pase algo así.

Yo sé que a tu grabadorcito chico le tienes desconfianza, pero ni siquiera probaste si había grabado bien. Yo sé que estás bastante alterada, no estás en tu equilibrio normal, pero amiga, compañera de tantas veces, es necesario que te recuperes lo antes posible, porque no puede ser que un mensaje no salga porque tienes tus dudas, porque te metes a hacer otras cosas.

No, el arreglo que tenemos con vos es que estés disponible cuando nosotros lo necesitamos. No hubiera sido necesario que te despierte ahora y te saque de la cama, cuando recién te habías vuelto a acostar.

Lamento tener que proceder en forma tan enérgica, pero ese mensaje tenía que ser transmitido. Entonces esta es la introducción y a continuación quiero que transcribas el mensaje que te he dado ayer.

Solamente te llamé para esto, para que el mensaje de ayer no se pierda y sabé Alexiis que yo entiendo que estás pasando por cosas serias y difíciles y apuradas y que a veces te sobrepasan. Es todavía la diferencia entre lo que es Alexiis y lo que es tercera dimensión, de todo eso estoy consciente por eso te quiero manifestar que no estoy enojado contigo, pero tuve que hacerme notar para que ese mensaje salga.

Así que ahora, por favor, vuelve a acostarte y luego cuando abras la computadora lo primero que hagas van a ser estos mensajes míos. Te envuelvo en todo mi amor y te mando toda la energía para recuperarte y seguir enfrentando las cosas.

Con todo mi amor de siempre, ÁGUILA BLANCA.

ÁGUILA BLANCA – 11 de mayo

Buenas tardes amados Maestros, son las 4,25 p.m. Cerré la computadora porque estoy sin Internet. No sé si me tengo que comunicar con ustedes, pero realmente, por un lado me siento muy bien porque en parte he aplicado hoy las enseñanzas de ustedes de ‘pararme dentro de mi verdad’ y eso me hizo sentir muy bien, me hizo reconocer quién soy y proceder de acuerdo.

Así que no sé si es ese sentimiento de bienestar o si ustedes me estuvieron llamando. Como siempre quedo esperando con amor. . . Me surge el nombre de Águila Blanca, ¿eres tú Maestro?

Si Alexiis, soy yo, Águila Blanca. Es que hace mucho que no hemos hablado, pero, ‘oh, casualidades’ que sabemos que no existen, sino sincronicidades, acabas de ver mi nombre en un escrito de otra persona con la que he estado en contacto, Julio Pagano, y ello te hace recordar y te hizo recordar todas las enseñanzas recibidas a través mío.

Yo sé que también le has mandado el detalle de quién soy o fui, de Jonette. Muy bien. Sé que permanentemente estás trabajando, estás trabajando poco, pero estás haciendo el material de Jonette y me encanta que estés trabajando para Gaia. Porque como bien sabes, yo he sido humano, he sido un jefe indio, nativo americano, y como tal aprecio y sé y he estado en profundo contacto con la Madre Tierra.

Entonces toda persona que trabaja en ese sentido, toda persona que pone su empeño y su luz y su amor en ayudarle, bienvenido sea y me alegro mucho que has tomado esa posta, que hayas aceptado esa posta de trabajar para la Madre Tierra fundamentalmente, sin dejar de lado los otros Maestros que vienen para darte sus mensajes.

Tu misma has tenido un cierto bajón cuestionándote tu personalidad de Alexiis, pero has vuelto a salir nuevamente y has explicado muy bien que todavía hay cosas que te faltan asumir completamente, para ser total e íntegramente Alexiis, es decir la reunión de Anita con Alexiis, porque la que va a perdurar y la que va a seguir adelante, la que va a servir de guía y de maestra es evidentemente Alexiis.

Muy bien, y te recomiendo también que vuelvas a leer todo lo escrito, como te lo dijo el Maestro Kirael, con respecto a Lemuria, para que vuelvan a surgir en cada nueva lectura te vuelven a aflorar en tu memoria cosas que ya en tu interior están.

Toda la sabiduría se encuentra en tu interior, pero poco a poco se está despertando y está saliendo a la luz y es eso lo que yo quiero que transmitas a toda la humanidad. Todos y cada uno de ustedes tiene la sabiduría en su interior, pero tienen que dejarla y darle permiso para que salga. Tienen que tomar conciencia de que cuando surge una idea, aunque les parezca rara en el momento, es un indicio de algo que está queriendo aflorar. Por ahí es perteneciente a una vida pasada o de algo que tienen guardado en su interior y que ahora se está desperezando y queriendo salir.

Así que ábranse, abran su corazón fundamentalmente, abran su mente para percibir los toques y sigan adelante, sigan adelante en el camino de la luz.

Con todo mi amor de siempre, ÁGUILA BLANCA.

RECUERDEN QUE TODOS SOMOS UNO

9 de julio, 2007.

Buenas noches o buenos días amados Maestros, son las 2,30 de la madrugada. No sé, como tantas otras veces, es que si hay un llamado, hay un llamado leve, suave, que puede prestar a confusión. No sé, pero por las dudas lo hago, me conecto porque no quiero dejar la posibilidad por si alguien de ustedes me está llamando. Como siempre, quedo esperando con todo mi amor. . .

Sí Águila Blanca, hace rato que tu nombre me viene dando vuelta en la mente, así que tengo que preguntar si eres tú el que me ha estado llamando. . .

“Sí Alexiis, tienes razón. Hace rato que no hemos estado charlando y es muy poco lo que he venido, enviando mensajes así a través tuyo. Cuando vos empezaste con las canalizaciones creí que ibas a disponer de mucho más tiempo para dedicarte a lo nuestro, pero veo que eres tan solicitada que cada vez más y más trabajo estás asumiendo. Por suerte ahora has encontrado ayuda para que te traduzcan viejos textos míos, pero sé que hoy te has puesto a mirar y sé que – digamos – que tenemos un nexo, que tenemos una comunicación que data de mucho tiempo atrás y por ello te atraen mis mensajes. Muy bien hecho.

Claro, eso viene realmente de mucho tiempo atrás. Digamos, no te critico que de que no puedas estar haciendo más, porque sé que estás trabajando a pleno. Te estás dedicando lo más que puedes a las traducciones de Gaia, lo cual me parece muy bien, pero así de vez en cuando, yo sé que hoy, hoy te picó el bichito y hoy tenía que comunicarme contigo, también para que nuevamente trates de encontrar algo, aunque sea, para transmitir, de las cosas más nuevas que hay.

Yo sé que estamos pidiendo mucho, pero necesitamos todos que se nos recuerde, y no alcanza – digamos – no alcanza con tenerla solamente a Jonette que canaliza a nosotros, en este caso a Mark y a mí, pero estoy hablando de mí. Me gustaría de vez en cuando meter algún mensaje con respecto a los Americanos Nativos y es ahí donde evidentemente es lo mío.

Vos sabes perfectamente que en una de las vidas anteriores has sido lo que se llama, una americana nativa. Sé que te has visto y sé que ahí hemos estado juntos, yo todavía en mi cuerpo físico y hay muchas memorias de aquel entonces.

Pero este mensaje no es para rememorar las memorias comunes, sino que este mensaje es para recordarles a todos que, aunque no tengamos una actuación tan grande, estamos muy atentos y estamos trabajando mucho en nuestra forma, digo ahora nuestra forma, en lo que son los Americanos Nativos, que son todos los nativos, porque tenemos nuestra forma mucho más centrada en lo que es la Madre Tierra, y ahí es donde entras vos porque sé que te estás conectando mucho con toda esta información. Fíjate si por ahí encuentras algo más que incluir.

Desde ya quiero transmitir a todos ustedes, ya que se está hablando tanto del despertar, del despertar hacia Gaia, del despertar de todos los reinos, de los duendes, y no se olviden de nosotros, somos una parte importante que también está muy olvidada.

Yo sé que vos estuviste tratando y estás tratando de rememorar, sacar a luz otra vez cosas sobre Lemuria y todo eso. Todo esto está relacionado.

En resumidas cuentas lo que se necesita es el despertar, el despertar hacia la Unidad, el despertar a que no hay razas distintas, que seamos de color rojo, blanco, negro, no, negro no - digamos de piel oscura – yo sé que en el idioma el negro/oscuro no es algo deseable. Bueno entienden perfectamente a lo que yo me estoy refiriendo. Seamos oriundos de África, de India, de China, de Japón, de América, de las tres Américas, todos, todos los Europeos, cuyos orígenes fueron Vikingos y mucho más allá, todos, todos somos Uno. Todos provenimos de la misma Fuente y es eso lo que hay que reconstituir, es eso lo que hay que conseguir, que cada ser humanos vea en el otro al hermano.

Que no haya más separación, que se llegue al momento en el que se eliminen las fronteras, que se eliminen los distintos idiomas, que todos sean capaces de comprender a todos. Esa es nuestra misión y eso es lo que yo hoy he venido a recalcar.

Los envuelvo a ustedes todos con un inmenso manto de amor. Desde los orígenes de los Americanos Nativos, yo soy ÁGUILA BLANCA.”

NUEVO LLAMADO

Julio 12, 2006, 4.a.m.

Buen día amados Maestros, ¿hay alguien que me estuvo llamando desde anoche?, esta es la segunda vez que me he despierto y que me he decidido levantarme, son las 4 de la mañana, pero es como – siento como si hubiera tenido que venir acá.

Acá estoy, dispuesta a recibirlos, con el corazón abierto, al que quisiera manifestarse, siempre que sea de la luz. Quedo esperando....

Sé que hay alguien, pero todavía no puedo establecer el contacto, si eres de la luz, por favor manifiéstate y si no, te envuelvo en amor y bendiciones y te pido que te retires a donde viniste.....

clip_image002 Anita, Alexiis estoy aquí, pero no consigo que captes las ideas que te voy mencionando, abre más tu corazón, estate tranquila, soy de la luz. Cuando estés plenamente abierta y receptiva vas a poder entender mi nombre. Ábrete, ten confianza, estate segura.

Pausa

Así es, así es, te estás haciendo más receptiva, estás llegando a conectarte conmigo, soy Águila Blanca, el que en muchas épocas anteriores ha sido tu maestro también. Soy Águila Blanca con el cual te has comunicado por intermedio de Jonette, el que te ha contado bastante de tu historia antigua. Realmente nos conocemos, hemos trabajado mucho juntos.

Sé que energéticamente soy algo nuevo para vos, pero ya te vas a ir acostumbrando. Vas a ir acostumbrándote a recibir toda cantidad de energías nuevas, pero que sin embargo resuenan con vos.

Si, te he estado llamando, te he estado llamando hasta poder captar tu atención. Noto que nuestra comunicación no es tan fluida todavía. No importa, no importa, lo principal es que hayas podido lograr comunicarte conmigo.

Se por todo lo anterior, que todavía te resulta difícil relajarte totalmente estando en la oscuridad. Es algo, como el ser de luz que eres, como la maestra que eres, como todo el linaje ancestral que tienes, esto ya no debe afectarte. Esto no es tuyo, Alexiis, esto proviene todavía de Anita, proviene de los miedos que tuvo Anita, pero esto se fue, esto ya no es.

Vos en la oscuridad, con la propia luz que irradias, ya no hay oscuridad, alrededor tuyo no hay oscuridad, todo alrededor tuyo está la luz y justamente esa luz es la que tienes que irradiar cada vez más y más y más, para atraer a la gente, para ir atrayendo a la gente para que se pregunten, “¿Qué es lo que está pasando, porqué hay esa irradiación, esa atracción?”, “¿qué es lo que pasa?”, “¿qué me puede enseñar?”.

Ahí llegamos al punto, tienes que enseñar a irradiar luz. ¿Cómo se hace eso?, no, ya lo sabes, ya lo sabes, simplemente siendo luz, siendo un faro de luz, viviendo de acuerdo a ello, viviendo cada segundo del día en la luz, esto es así como la irradias. Es así como casi milagrosamente, que durante tiempo no has tenido gente que quiso estudiar con vos, de repente va en aumento. No lo entiendes. Por otro lado estás contenta, pero sé que los tiempos te quedan cortos, se cómo estás trabajando y como de repente la actividad de 3ªD te está absorbiendo.

Es por eso que vine de noche, es por eso que vine ahora porque yo sé perfectamente que hoy de día no hubiera podido llegar. Tienes clases, tienes que salir, en algún momento también te tienes que preparar para viajar, no te dan los tiempos para todo y sin embargo los tienes, porque ya te estás dando cuenta que si nosotros necesitamos hablar no descansas tranquila. Así que un consejo de antiguo, antiguo maestro y amigo, cuando sientas que alguien te está llamando, responde, por más cansada que estés. A la larga te va a resultar mejor responder directamente y después descansar tranquila sabiendo que el mensaje ha sido dado.

Sé que también está el apuro de que el mensaje salga, pero en el curso del día de una forma u otra vos lo consigues hacer. Lo importante es que nosotros podamos dar los mensajes, sin ser interrumpidos, sin que haya teléfono, sin que haya alguien que te llame, alguien que te pregunte, etc. etc.

Hoy realmente vine solamente para establecer un primer contacto contigo, para hacerte ver y para que vos misma reconozcas que sí, eres capaz de recibirnos a todos nosotros, ya sé que soy el cuarto que se manifiesta y van a ser mucho más, pero también sé que va a llegar el momento en que vas a bailar entre nosotros, vas a bailar de uno a otro, vas a saltar de uno a otro sin ningún problema, adaptándote de una energía a otra energía, a la tercera, a la cuarta, a la quinta, no importa, porque son todas energías que están de acuerdo con tu propia energía. Son todas energías que van mucho más allá de la quinta en la que crees estar.

Son energías muy altas, vos sabes perfectamente que pertenezco a la Hermandad Blanca, así que en este momento estás recibiendo mensaje desde la Hermandad Blanca. Esa conciencia es la que tienes que integrar, esa conciencia que todavía te cuesta aceptar, que te cuesta integrar, que te estás comunicando con los niveles más altos.

Anoche mismo decías que a Kryon lo sientes muy lejos y a los otros también, no, no están lejos, cada uno de nosotros está esperando el momento oportuno, aunque sea por ahora a darte un saludo breve. Sabemos que no es cosa de un momento a otro que podamos llegar y descargar un inmenso mensaje, no, tienes que volver a retomar la práctica de antaño, la práctica que hizo que antaño podíamos llegar y te podíamos dar mensajes y mensajes y mensajes pero, te estás acostumbrando muy rápido, lo cual nos pone contentos a todos los que hemos trabajado contigo en el pasado.

Nos pone contentos, porque nos muestra tu voluntad, nos muestra tu disposición para trabajar con nosotros.

Querida amiga, querida estudiante, querida compañera de tanto tiempo atrás, te envuelvo en mi amor, te envuelvo en mi paz, con toda la fuerza para que superes este tiempo inicial que te resulta duro. Yo sé que tu cuerpo físico de Anita está cansado y justamente lo que transmito es fortaleza, fortaleza para que se llegue a producir la unión que tiene que producirse y ser absolutamente Alexiis las que predomina.

Alexiis estoy contento de haber retomado el contacto, estoy contento que hayas podido llegar a recibirme. Te honro profundamente por todo el camino que has recorrido. Te honro, te envuelvo en el amor y desde acá, desde la Gran Hermandad Blanca, a muchos de los cuales conoces aunque sea por nombre, te mando todo nuestro amor porque estás regresando a las filas.

En un abrazo infinito de amor y de bendición te saludo en este día, tu maestro Águila Blanca.

CONSIGAN EL EQUILIBRIO INTERNO

30 de julio, 2007

Buenas noches amados Maestros, son las 9,10 de la noche. Me había acostado, estaba muy cansada debido a que madrugué mucho y ahora repentinamente me comenzó la taquicardia y no quería ceder, a pesar de que no me quería levantar. Bueno, ante ello, acá estoy por si alguien de ustedes quiere hablarme. Como siempre, con todo amor quedo esperando. . . ¿Águila Blanca, eres tú?. . .

Sí Alexiis, soy yo y vengo esta noche para felicitarte porque, a pesar de que hace un tiempo ya te dije que también escribas sobre nosotros, los indios americanos, veo que sin haberte acordado de ello, te pusiste a buscar, encontraste información y ya has mandado un artículo y sigues traduciendo el otro.

Muy bien, muy bien hecho Alexiis. Sé que incluso te estamos pidiendo demasiado porque de todas partes te estamos diciendo que te acuerdes de mandar mensajes nuestros, de acá, de allá y de lo demás. Sé que a vos las horas te tendrían que rendir el doble y sin embargo tu saludo siempre es que quedas esperando con amor. Honramos esto profundamente, honramos tu disposición de estar a nuestro servicio sea cuando sea, aunque ya estabas acostada te levantaste de nuevo, te tuviste que vestir porque ustedes están en pleno invierno, y eso es lo que necesitamos.

Necesitamos la colaboración de todos los seres humanos y esto ahora va dirigido a todos, esto no es un mensaje solo para Alexiis, esto es un mensaje dirigido a la humanidad entera. Necesitamos vuestra ayuda, necesitamos vuestra disposición para hacer lo que cada uno tiene que hacer. Cada uno tiene su misión distinta. Lógicamente no queremos que todos sean traductores o que estén todo el día sentados en la computadora.

No, cada ser humano tiene su misión. Algunos como Alexiis, otros irán a hospitales para ayudar, y de otros simplemente su misión es irradiar la luz que realmente son y muchas, especialmente de las mujeres, tienen la misión de dar el ejemplo de luz y de amor y de compasión en su familia y sé que eso es una tarea muy dura para ustedes. Es muy duro porque lamentablemente son más los hombres que se aferran todavía a la vieja energía masculina. Son los hombres a los que les cuesta aceptar que ahora se tiene que producir la fusión de la energía masculina con la femenina para conseguir el equilibrio del ser humano, para conseguir la unidad que hace falta para que ustedes puedan ascender.

Esa fusión tiene que producirse dentro de cada uno de ustedes y muchas veces eso es una misión en sí, porque una vez que ustedes consigan ese equilibrio interno, van a poder enfocar la vida cotidiana en forma totalmente distinta y ahí ya se les van a presentar otras labores y otras posibilidades de ayudar.

Pero todos y cada uno, no hay excepciones, tienen que trabajar en sí mismos, tienen que trabajar en sí mismos para conseguir el equilibrio, para conseguir la paz interna, el amor interno, el amor hacia si mismo y el perdón en muchos casos, porque hablando del perdón, si hay algún problema con otro ser humano, no basta con que le perdonen al otro, tienen que perdonarse a ustedes también, porque nunca, nunca es un lado solo el que tiene, como ustedes dirían, la ‘culpa’.

Ustedes saben que a nosotros no nos gusta hablar de culpa, porque no hay juicio del otro lado del velo, pero son errores cometidos, o muchas veces son escalones que todavía tienen que subir y que superar. Entonces cada uno tiene su misión distinta, ninguna es mejor o más importante que la otra, todas son válidas, todas son necesarias porque la Made Tierra necesita a cada uno de sus hijos para que tome conciencia de lo que representa la vida, la vida en equilibrio, la vida en armonía, en paz y en amor y eso es lo que quiero recalcar esta noche.

Me alegro mucho con eso que estás traduciendo esta noche, que realmente habla de las distintas tribus americanas y de cómo piensan, porque para muchos va a ser un ejemplo el saber que no tienen rencor, que no tienen odio hacia el hombre blanco que los ha hecho sufrir tanto. Ellos tienen una sabiduría que en muchos casos sobrepasa la del hombre común – digamos – ya que tiene que ser alguien sumamente avanzado en el camino de la luz como para que entienda que no hay odio, no hay rencores. Lo único que se quiere es volver al equilibrio, volver a la paz, volver a que todos sean iguales, que no haya diferencia de razas, de credos de colores, ni de religiones, ni de países. Todos son humanos, hijos del Creador y como tales se tienen que valorar el uno al otro, se tienen que amar el uno al otro y se tienen que brindar el uno al otro.

Este es mi mensaje para esta noche, Alexiis, el mensaje que no te dejaba descansar, pero tenía que decirlo hoy, tenía que hacerlo para que esté tan fresco el mensaje que enviaste y lo que estás por enviar. Así que, yo sé que va a pasar un rato antes de que te vuelvas a acostar, pero vas a tener suficiente descanso y te agradezco por estar siempre dispuesta cuando te llamamos.

Con todo mi amor hacia todos ustedes, yo soy Águila Blanca.

* * * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada