martes, 23 de abril de 2013

DICCIONARIO METAFÍSICO DE LA BIBLIA

CIELO: Es un estado de conciencia en el cual están armonizados el alma, el cuerpo y el Yo Superior. Los Maestros de Metafísica encuentran su mayor dificultad en lograr que los estudiantes comprendan que el cielo bíblico es una condición de la mente.

El Maestro Jesús jamás describió el cielo como siendo un lugar localizado en algún reino distante. A pesar de que el Maestro insistió en que el cielo era un estado de conciencia, la gran masa de cristianos aún creen que el cielo es un lugar a dónde van, después de la muerte, o sea, los que han aceptado a Jesús.

En la Biblia no hay autoridad para semejante doctrina. Si un lugar semejante existiera, estaría allí descrito claramente, y el Maestro no hubiera dado parábola tras parábola e ilustración tras ilustración, para demostrar que es un estado de conciencia que el hombre ha de lograr. Cielo es un estado mental "ideal".

TIERRA: Es la manifestación de lo pensado.

LUZ: Símbolo de inteligencia.

FIRMAMENTO: La Fe en el poder mental. Una convicción firme en la conciencia.

AGUA: Tiene diferentes aspectos como debilidad, negatividad (emotividad, limpieza, poder mental y en algunos casos energía vital).

JUDAS: Alabanza a Jehová (Yo Soy). La alabanza es la facultad espiritual que acumula y aumenta. La oración debe ser una acción de gracias jubilosa en lugar de una súplica. La alabanza aviva la mente y hace extraer magnéticamente del reino de las causas aquello que cumple nuestros deseos.

REY: Siempre representa una función de la voluntad.

NABUCODONOSOR: Representa la voluntad humana apoyada en el intelecto humano, lo cual produce el juicio humano.

Rey siempre representa una función de la voluntad y la voluntad atrincherada en el conocimiento intelectual y dándole su plena atención a los conocimientos materiales es muy poderosa, hasta cierto punto, pero llega un momento en que se da cuenta de su debilidad e ineptitud, como le sucedió a Nabucodonosor.

También representa al niño voluntarioso que quiere satisfacer todos los deseos de su alma, sean buenos o inconvenientes para él.

JOAQUIN: Representa la conciencia espiritual recién formada y aún vacilante.

CALDEOS: Representa los pensamientos del plano psíquico basados en la magia, brujería, astrología, ocultismo, presumiendo de espirituales. Así engañan al individuo impidiéndole el contacto espiritual y el bien que busca. La gente de Caldea, en el tiempo del cautiverio, eran los intelectuales, los filósofos, mágicos, magos y consejeros de Babilonia, y esto, metafísicamente, son los pensamientos síquicos que conectan al individuo con el plano astral. No son espirituales, brillan con luz reflejada.

MOABITAS: Representan la depravación y la lujuria.

AMMONITAS: Representan toda clase de creencias contagiadas por la opinión pública, sin ninguna base justificada.

SIRIOS: Representan los pensamientos del intelecto que se resisten y pelean contra la conciencia espiritual o "Israel".

GENESIS: Del griego: fuente, origen, linaje.

El primer libro de la Biblia. Es el recuento de primeras causas. Principios elementales. Libro de las emanaciones. En hebreo: Sepher Berashith. Génesis también señala el nuevo nacimiento o sea el perfeccionamiento del ser en la regeneración.

DIA: Días y noches en la Biblia son símbolos de grados de desarrollo. La noche es ignorancia, el día es comprensión.

ESTRELLAS: Pensamientos síquicos. No son espirituales, son de los planos astrales. La vibración de los pensamientos astrales o síquicos es muy inferior al pensamiento espiritual puro.

EDEN: El Jardín del Edén es la conciencia espiritual pero ya muy alta, donde y cuando el individuo manifiesta automáticamente en su vida. Es el estado de dicha de todo metafísico adelantado.

LOS CUATRO RIOS DEL EDEN

PISON: En su significado simbólico o segundo estrado de significación, Pisón es vida que impregna todo. En su significado tercero o jeroglífico, Pisón es el Yo Superior. El ser en su más alto grado. Pisón rodea toda la tierra de Avila (Havilah) donde hay oro y piedras preciosas.

HAVILAH: Es el cuerpo físico en donde existen potencialmente todos los tesoros del espíritu.

GUIJON: Es el sistema digestivo. Tipifica lo físico. Siempre se ha considerado que es inferior, sin inteligencia, vacío, oscuro, por esto lo llaman Etiopía.

HIDDEKEL o TIGRIS: Simboliza el fluido nervioso. Es el centro electromagnético que se expresa en el centro del átomo.

EUFRATES: Es la corriente sanguínea que recibe y distribuye los alimentos que ingerimos.

ADAN: Del hebreo, significa rojo-sólido.

Por cierto que Adama significa tierra-roja. Era una ciudad fortificada de Neftalí, en tiempos de Jossué. Adán es el hombre genérico. Representa a toda la raza humana. En un más alto nivel de interpretación, Adán representa la inteligencia.

EVA: Es el aspecto femenino del hombre genérico. "Mujer y hombre los creó". Eva es representativa del amor en el nivel superior de interpretación. Se necesita la unión de la inteligencia y el amor para generar la sabiduría.

EL SUEÑO DE ADAN: Es la ignorancia en que yace la humanidad con respecto a las leyes de la Creación y a la verdad espiritual. Está comenzando a despertarse.

EL ARBOL DE LA VIDA: Es el símbolo de la columna vertebral. Está en el tronco. Los nervios son las ramas y las hojas.

GANADO: Representa ideas de fuerza vital.

BESTIAS DEL CAMPO: Son las energías que se usan en las sensaciones. Cuando el hombre relacione sus fuerzas vitales con la sabiduría, que es la unión de la inteligencia y el amor, encontrará eterna satisfacción en lugar de placeres sensuales.

EL FRUTO DEL ARBOL DE LA CIENCIA Y DEL BIEN Y DEL MAL: Representa el sistema nervioso simpático, cuyo fruto es "la sensación", toda sensación, sea emoción, sentimiento, satisfacción del apetito, de la bebida.

Cuando el hombre llega a controlar éstas, por medio de la afirmación y la realización, sus sensaciones le son armonizadas y todas sus funciones son llenadas con energía nerviosa. Cuando el hombre abusa de la sensación de placer, bien sea sexual o de sentimientos, emociones, de la mesa, se está robando energía. Ese alimento nervioso esencial. Ese excesivo placer, con el dolor que acarrea es lo que se llama "Bien y Mal".

AVES DEL CIELO: Son ideas espirituales.

PARAISO: Es lo mismo que Edén.

EL JARDIN: Es el Reino de los Cielos que mencionaba el Maestro Jesús y que está "dentro de tí", o sea, que tenemos la facultad de creárnoslo.

ESTE U ORIENTE: Se refiere al "interior".

OESTE: Se refiere a lo "exterior".

SERPIENTE: Es la conciencia humana o conciencia carnal.

Cada vez que tu tratas de llevar a cabo una acción de acuerdo con las reglas metafísicas que estás aprendiendo, siempre surge alguien que te pone en guardia o te alerta con algún concepto terreno, creación humana, ideado en lo negativo. Ese está haciendo el papel de la "serpiente", la criatura más baja de todas, la que marcha pegada al suelo y que tienta con la manzana de la discordia.

Si le haces caso, estropeas tu idea o tu proyecto. No sale. Se muere.

CAIN: Significa egoísmo, posesión, adquisición, centralización, lanza, algo que corta. Algunos antiguos lo llamaron el "genio del mal", pero no es del todo malo ya que lo que él simboliza se deriva del poder centralizado. Toda idea de gobierno es derivada del poder centralizado. El aspecto benévolo o malévolo es determinado por aquello a lo cual se dirige la centralización.

ABEL: Significa respiración, transitoriedad, vanidad, vapor. Esto lo coloca en el aire, en el reino del alma, o sea, una conciencia un tanto superior a lo que representa Caín.

NOD: Significa caminar sin rumbo fijo. Dando traspiés por el terror, agitado por aprensión, enloquecido por el temor. Escapatoria. Exiliado.

SET: Significa compensación, substituido, constituido, asentado, fundado, determinado, colocado, dispuesto. Por tanto Set representa el desarrollo de la conciencia espiritual en el hombre.

EL SEÑOR: "El Señor" y "La Ley", son intercambiables donde quiera que aparezcan en la Biblia. La "Ley de Dios" es la manifestación ordenada, organizada, sistemática, del Principio Divino del Ser, o sea, los ideales divinos manifestándose en cualquier parte de lo creado.

Por ejemplo, la Ley es la acción mental y vamos a describirla en tres pasos: mente, idea, manifestación. Primero hay mente, segundo "existe el verbo" o se hace una idea. La propia inteligencia que existe en la idea, además del poder que ella atrae, la impulsa a manifestarse. Cuando se expresa en el exterior se le llama "manifestación".

"El Señor", es la actividad del Yo Soy espiritual. "El Señor Dios" en la Biblia es "Cristo el Hombre Espiritual", o sea, nuestra conciencia divina o poder creador en cada uno de nosotros. Este "Señor", el Yo Soy en cada ser humano, no actúa sino "en ley". Fue fácil llamarlo "la Ley". Fue fácil caer en el hábito de llamar a la Ley Divina "El Señor'

NOE: Significa descanso, calma, quietud, paz, tranquilidad, equilibrio.

Noé también simboliza la reacción que sobreviene después de haber gozado y abusado de las cosas materiales. La Ley del Equilibro trae un receso durante el cual se experimentan malestares corporales. Esto limpia la "tierra" (el cuerpo). Es el bautismo del espíritu y es necesario para establecer el equilibrio.

Cuando dice en el capítulo 6 del Génesis, Versículo 21 en adelante, que murieron todas las cosas vivientes, significa que todo el error es transmutado. El Arco Iris en el cielo individualmente significa el arreglo ordenado de las ideas divinas y su perfecta manifestación en la mente y en la raza, es la obediencia al Principio Crístico que resulta del vivir de acuerdo con la Ley Divina.

ARCA: Significa santuario, tabernáculo. El Arca de Noé significa la parte espiritual de uno mismo, construida en medio de un diluvio de errores. Esta se construye con la comprensión científica de la Presencia y el Poder de Dios, o sea, afirmando la verdad espiritual. Se llevan en ese santuario "macho y hembra", o sean las actividades positivas y las negativas de nuestro haber.

ARARAT: En armenio significa: desierto, despoblado, terror, maldito. En sánscrito y raíz hebraica significa: Tierra sacra, afluencia de luz. En el idioma vascongodo significa "aquí hay tierra".

En la Biblia, Ararat era un país y no un monte. Sin embargo, Jehová iba a enviar a un poder de nombre Ararat contra Babilonia y Caldea. Los historiadores no han decidido se Ararat es la Armenia del presente. Pero sea lo que fuere, Ararat representa "lo desconocido". Para algunos puede representar algo sagrado, alto, lleno de poder creador, santo. Para otros, eso mismo les es caótico, terrible y temible.

Los ríos Éufrates y Tigres (Hidekel) nacen en Armenia, y sabemos que estos representan el gran sistema nervio­so el primero y el segundo el sistema circulatorio. El sistema nervioso está muy relacionado con lo mental-espiritual en el hombre. El circulatorio es más cercano a lo físico. Ararat es pues, vida o muerte, según las creencias individuales que gobiernan la existencia.

LA PALOMA: Simboliza la paz mental, paz del espíritu, o sea confianza en la Ley Divina. Las palomas son no-resistentes. Cuando nos ponemos no-resistentes, que "descansamos en Dios" viene seguro la manifestación de lo que pedimos.

Por eso el Dr. Emmet, Fox dice: "Cuando la paloma se pose no sigas trabajando". Queriendo decir que cuando en medio de nuestros tratamientos sentimos esa paz, esa seguridad de que se nos ha oído, es el momento de cesar toda oración y todo porque es la señal segura de que ya la manifestación está hecha.

ALTAR: Un lugar establecido para orar. Es un centro definido de nuestra conciencia donde contactamos a nuestro "Señor" y nos ponemos dispuestos a no repetir los errores, a dejar lo inferior por lo superior, lo personal por lo impersonal.

SEM: Hijo de Noé, simboliza lo espiritual en el hombre. Significa recto, correcto, renombrado, brillante, esplendor, dignidad, señal, monumento, memorial, nombre.

CAM: Hijo de Noé, representa lo físico en el hombre, entregado a la sensualidad. Significa: oblicuo, curvado, inferior, caliente, renegrido.

JAFET: Tercer hijo de Noé, representa el intelecto o razón.

El reino mental. El intelecto si se extiende sin limitaciones tendría que entrar en el reino espiritual. Pero es difícil para el intelectual entrar en el conocimiento espiritual, por la razón de que posee muchos conocimientos y esto lo llena de orgullo.

Sabido es que lo que "tranca las puertas del cielo" es el orgullo intelectual. A esto se refirió el Maestro Jesús cuando dijo "es que un camello entre por el ojo de una aguja que un rico entrar al cielo". El se refería al "rico en conocimientos intelectuales". Todo intelectual siempre lucha, discute, se opone y ridiculiza a todo el que trate de iniciarlo en conocimiento espiritual.

TORRE DE BABEL: Significa confusión. Cuando el hombre cree que puede contactar lo divino o espiritual conectándose con lo material, lo puramente mental o lo psíquico, siempre cae en confusión. Es solamente recordando la Verdad, o su propio punto de referencia espiritual (su propio plano de lo más alto que él conoce) que puede contactar la paz, la luz, aplomo, equilibrio y bien, o sea, el Reino de los Cielos.

La Torre de Babel representa exactamente ese "monumento" de conocimientos materialistas, los sabios en cosas puramente del planeta tierra o de los estudios mentales, física, química, biología, medicina, leyes terrenas, etc.

ESCALERA DE JACOBS: Representa las realizaciones "paso a paso de la Verdad de Dios, la Verdad Espiritual", "Jehovah" o el "Yo Soy" ocupa el primer escalón de arriba. Último en nuestro sendero de aprendizaje.

ABRAHAM: Se llamaba Abrahám de la tierra de Ur de los Caldeos. Fue el padre de la nación hebrea.

Metafísicamente representa el poder de la mente para reproducción, sus ideas en expresiones sin límites. Estabilidad mental de hacer sustancia ideológica se llama FE. Cuando el Espíritu le comunicó a Abram que le cambiaba el nombre a "Abrahám", le dijo también que sería el "Padre de una multitud".

El primer paso en el desarrollo espiritual es el despertar de la fe. Así, basados en la fe, o por obra y gracia de la fe, producimos aún aquello que aparenta ser milagroso. En la vida de Abrahám vemos retratados los diferentes movimientos de su fe en los variados planos de acción humana.

HARÁN: Fuerte, elevado, exaltado, montañés. Cada vez que uno cambia de casa, de ciudad o de país, significa que ha habido un cambio de conciencia a un plano más elevado. Abrahám y su padre se cambiaron de Babilonia (confusión) a Harán, un plano elevado y de fuerza. Cuando la Biblia menciona el "padre" y "la tierra de tu nacimiento" se refiere a un anterior estado de conciencia.

SARAH: Princesa, noble mujer. Esposa de Abrahám y madre de Isaac.

Metafísicamente representa el alma, la parte emocional del hombre, la hija de un rey y jamás se debe permitir que, se mezcle con Las condiciones materiales.

Cuando Abrahám no tenía aún la comprensión de lo divino, se dejó arrastrar o, a los procesos vitales del organismo, en su mente a su amor, sus afectos y sus emociones, y trajo plagas a la casa del Faraón. Esto quiere decir, que se debe reconocer el puesto legitimo que ocupa el sexo en la economía divina, puesto que no puede venir nadie a evolucionar en el plano Tierra sino a través del sexo; pero que como éste es exclusivamente para la reproducción generativa, no se deben mezclar y confundir con facultades espirituales superiores esos procesos estrictamente animales, porque se producen las plagas de Egipto en la familia humana.

La sensación sexual es una faz del proceso reproductivo, y todo el que se encuentre en el plano de la generación la posee, sin duda, pero esto no lo autoriza para suponer o aceptar que esa sensación sea espiritual. Lo que han dado por llamar "Magia Sexual" es un proceso totalmente del plano astral y corno tal, es material.

Para aquellos que ya desean purificarse para llevar su cuerpo al plano espiritual, hay una buena afirmación:

"LA SENSACION DE LA CARNE NO PUEDE ADUEÑARSE DE MI AMOR, MI AMOR ES HIJA DE DIOS (la llama Rosa) Y SOMOS UNO EN PUREZA Y EN DESEO, EN LA CASA DEL PADRE".

Así se escapa uno a Las plagas de Egipto y del reproche del Faraón: "¿Qué cosa es ésta que me has hecho? ¿Por qué no me dijiste que ella es tu esposa? El nombre de Sarai fue cambiado a Sarah (princesa). En la simbología espiritual, la mujer representa el alma o la parte intuitiva del hombre.

Abrahám no dudó de La promesa que el Señor le hizo de darle un hijo, pero procedió como lo hacen todos los humanos impacientes, que en de esperar que Dios manifieste Su Voluntad, deciden empujando las cosas en el plano material, de manera que tuvo un hijo con la camarera de Sarah. AGAR, la empleada de Sarah representa el alma natural y Dios no reconoce como legítimo el fruto de una unión por voluntariedad humana.

ISMAEL: Hijo de Agar y Abrahám, representa el fruto de los pensamientos humanos manifestándose en la carne.

CANAAN: Existencia material. Realización de la nada. Mercader, traficante en materialidad, pirata, inferior, tierra baja. Canáan fue la tierra que Dios les dio a los israelitas como posesión eterna.

El significado de Tierra Baja es la conciencia carnal. El cuerpo redimido "Tierra Prometida", y cuando el hombre vuelve a descubrir este dominio perdido, todas las promesas de la Biblia serán cumplidas. (La enseñanza que llamamos "Metafísica Cristiana" es el penúltimo paso hacia esa redención).

No es un sueño que el hombre pueda poseer un cuerpo inmortal. Es un hecho concreto. Para poder redimir su cuerpo, el hombre tiene que entrar mentalmente a su organismo para espiritualizarlo y enseñarle a sus células y órganos la Verdad salvadora. Esta es la enseñanza simbólica de Josué (Cap. l). Canaán fue el hijo de Cam, o sea el organismo carnal y las tendencias del hombre material. También pensamos en Canaán como refiriéndonos al subconsciente., Metafísicamente es la humildad y receptividad. Sea como fuera, la Tierra de Canaán es representativa de las fuerzas elementales del ser, en medio de las cuales el hombre está situado y a las cuales él les da carácter a través de su fe en Dios, como Espíritu Omnipresente. Para los místicos es el nombre de la sustancia invisible que rodea e interpenetra todas las formas, de las cuales ella es madre.

TERAH: Arrastrándose, quedándose atrás, tardando, lugar de espera, estación. El Padre de Abrahám. Un campamento de los israelitas en el desierto.

Como se vio claramente, Terah es representativo del movimiento de conciencia anterior a aquél que se interesa por las cosas espirituales, o sea, la inactividad espiritual.

Como en la Biblia cada vez que se menciona "el padre" de una persona, se están refiriendo a un estado de conciencia anterior, más atrasado o pueril, al mencionar que Terah era el padre de Abrahám, se sabe que era el estado de conciencia de éste, antes que fuera "llamado" o invocado por Dios para encargarse del pueblo israelita. Era una etapa perezosa, guiada sólo por los sentidos, pero su Ser Espiritual lo presionó y lo despertó a la actividad espiritual, como ocurre en todos los seres humanos a fin de fines.

En el caso de Abrahám el impulso de hecho le indicó "sal de tu tierra y de tu parentela y de la case de tu padre y a La tierra que yo te mostraré"; y luego los altos ideales comienzan a poseer la mente.

ISAAC: Significa risa, alegría, canto y saltos. Representa lo que se siente cuando se aceptan como reales las cosas espirituales.

En Metafísica este sentir se ' llama "El Nuevo Nacimiento" y o sea la nueva vida en Cristo, pues el hombre se regocija grandemente cuando se percata de que está expresando y manifestando como el propio Dios Padre.

Este "Hombre Nuevo" surge cuando la conciencia se vuelve espiritual, nace el Verbo, del Logos, o sea de la semilla divina que se ha sembrado por afirmaciones de la Verdad. Esta conciencia es la que menciona la Biblia cuando dice: "Dejad que Cristo se forme en ti".

REBECA: Significa atadura firme, cautivante, belleza, gracia que embeleza.

El impulso espiritual trae una satisfacción llena de paz y serenidad, trae armonía, fe y obediencia. En esa conciencia el alma gozosa es proveída y protegida en todo momento contra todas las inarmonías. Esto está representado por el viaje de Rebeca, protegida, abastecida con lujo, y ante el posible contacto con alguien extraño, "tomó su velo y se cubrió el rostro".

CALDEA: Un país asiático dividido por el Éufrates. Era parte de Babilonia, representa el reino psíquico y significa "Mago Astrólogo", ocultista.

El reino psíquico se disfraza de espiritual y engaña al individuo haciéndole creer que tiene contacto espiritual cuando en realidad le está robando su bien.

Babilonia era la capital de Caldea. El psiquismo trae confusión y engaño. En la época del cautiverio los caldeos eran los sabios, filósofos, magos.

Hoy en día el que se interna en el Astral o se fanatiza por la astrología y el ocultismo se convierte en prisionero de engaños y falsedades. Por eso Abraham le prohibió a su siervo que se llevara- a Isaac "a la tierra de donde salí".

* * * * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario